jueves, abril 05, 2007

Al Norte voy ...


Corría el mes de Agosto, me llama la jefa "... piensa que te servirá de paseo ... ", si lo pensaba mejor, yo no tenía ninguna posibilidad de viajar en esas condiciones, en el trabajo costearían todos los gastos de alojamiento, viaje y alimentación, bueno a regaña dientes hice mi maleta y partí camino al aeropuerto. Él paso por mi lado, nos miramos, inmediatamente hicimos “clic”, ojalá su destino sea el mismo mío, pensé. Mayúscula fue mi sorpresa cuando ingresamos juntos por la manga que nos llevaría al avión, tenía el mismo destino, existía la remota posibilidad de vernos en esa maravillosa ciudad nortina. El vuelo fue normal, con las turbulencias acostumbradas. Arribamos a la tierra de campeones, la suerte me sonreía, ya que se alojaría en el mismo hotel donde estaba mi reservación. Entre risa y nervios, solos en una ciudad que ninguno de los dos conocía. Después de registrarnos quedamos en buscar algún negocio para comer, ya que la cocina del hotel ya había cerrado. Caminamos por las calles vacías, era día jueves, la ciudad dormía, solo encontramos un local, donde pudimos vernos a los ojos, contarnos algo de nuestras vidas. Volvimos al hotel, quisimos despedirnos pero no pudimos, nos quedamos juntos hasta ver amanecer. Jamás pensamos que un viaje obligado nos daría tantas satisfacciones, las cuales hasta hoy tratamos de repetir … sin culpa, sin problemas, sin compromiso alguno, solo disfrutar la vida uno junto al otro mientras queramos que esto dure. ¡Buena cosa! y pensar que fui obligada …

No hay comentarios.:

Trovadores ..

Loading...