lunes, enero 30, 2006

Domingo en Familia

Estos son los momentos que vale atesorar ...

Por una rodilla ...

Sábado por la tarde, mi amiga me invita al teatro, ultima obra de la cartelera, por él titulo (La sexualidad secreta de los hombres), pensábamos seria entretenida. Llegamos al tercer estacionamiento, donde se habilito el escenario y las graderías. Recién terminaba la obra infantil, nosotras sin entrada, hablamos con alguien de produccion que nos dicen que demos una vuelta ya que las puertas todavía no se abren. Recorrimos las tiendas hasta que llego la hora de señalada. Con nuestro mejor animo, provistas de agua mineral y colocando nuestros celulares en silencio, nos sentamos en la galera. Tras estar sentadas un rato, nos dimos cuenta que había una ubicación algo mejor, así que procedimos a mover nuestra humanidad al otro sitio, con tan mala suerte para la virginal actuaria, que paso llevar a la mujer de verde que estaba sentada en el escaño de abajo. Luego de las disculpas correspondientes, procedemos a encender un pucho, pensando que el empellón era ya del pasado, pero más grande fue la sorpresa, tanto de nosotras como de la gente que estaba alrededor, cuando la mujer de verde se da vuelta y nos empapa con su botella de agua mineral, acto seguido se incorpora como queriendo golpear a nuestra húmeda actuaria y de un tirón el pobre hombre que la acompaña (suponemos que es el pobre marido) la saca de alcance, llevándola a otro sector de la galería. Ninguno de los que fuimos objetos de la furia de la mujer de verde, entendía nada, algunos le gritaban que se tomara un armonil, pero nadie pudo explicarse cual fue el motivo que detono esa reacción, convirtiendo a una "amable" mujer en un verdadero energúmeno. Terminando la obra, el desvalido hombre que la acompañaba, la toma del brazo ágilmente, para perderse entre la multitud, sin querer mirar atrás, temiendo que alguno de los húmedos espectadores, aun empapados, quisiera tomar venganza ...

viernes, enero 27, 2006

Sin palabras

Llego cuando ya no lo esperaba. Sus ojos reflejaban el cansancio y las penas del día, los años comenzaban a pesar sobre su espalda. Las noches sin dormir, por trabajo o diversión, habían marcado su rostro, sus labios secos querían sonreír resultando solo algo semejante a una mueca, su guitarra emitía notas melancólicas que rememoraban mejores tiempos. Este trovador, que canta y encanta, esta cansado de la vida, del amor y desamor, de los amigos ausentes y presentes, de las mujeres que compartieron su cama. Pensaba que nada podia sorprenderlo, porque se encontraba sobre el bien y el mal, mas grande fue su asombro cuando a boca de jarra, le pido las llaves del "lugar más esotérico del mundo", dándose cuenta que ya esta fuera de mi vida, que sus versos y melodías no pudieron evitar el hastío y abandono que poco a poco se alojaban en mi. Me mira desconcertado, piensa tal vez que es solo un arrebato, un capricho y no puede creer que la mujer que tiene en frente, tomo una determinación, aunque dolorosa, definitiva, caminar nuevamente sola ...

lunes, enero 23, 2006

La inundacion

Domingo, nos juntamos en una estación de metro, tengo que firmar unos documentos para mi hermana. Llegamos al departamento, parecía que Noe había llevado el diluvio universal al cuarto piso de este edificio. La lavadora se había convertido en una catarata, ya cansada de lavar y lavar, se tiro a huelga no cortando el flujo de agua, la que mojo alfombras, muebles, y todo lo que estuvo a su alcance. Primera medida, cortar la luz, segunda medida tirar lo que pueda absorber agua al suelo. Pasamos 2 horas con balde, jarrito, fuentes y todo lo que puedan imaginar para secar y sacar el agua que parecía reírse de nosotras, sacábamos un balde y parecía que la maquina infernal nos devolvía el doble, lo único rescatable de esta experiencia sacada de un cuento fue que jamás el piso de ese departamento estuvo tan limpio. Moraleja "cuando vayas de compras, no dejes que tu lavadora trabaje sola, sobre todo cuando ella no esta con ganas" ...

domingo, enero 22, 2006

Solo Victor

Victor, sólo Victor entre trago y trago, entre canción y canción, después de "la despedida" (léase por favor) jamás pense vencer mi tranca. Cantamos, bailamos, el sexo pide ser satisfecho, mis amigos en la cocina, "no te preocupes, ellos saben en que estamos", dimos rienda suelta a los deseos, rodamos por la cama ahogando los suspiros y los gritos, en un solo cuerpo, rendidos por la embriaguez de los sentidos, él con una abstinencia de un año (dice), yo con la rabia de haber perdido al hombre amado. Bajo para abrirle la puerta, ¿qué vas hacer hoy?, no sé, llámame si quieres, entonces le entrego una tarjeta con los números de teléfono donde puede ubicarme. Para mi sólo fue un "polvo", para él no sé, tampoco me importa, sólo valoro lo que quedó, no me importa no verlo más, el fue el instrumento para teminar de decir "basta", gracias Surdistán por darme lo que necesito, lo que fue el amor más grande de mi vida, y el hombre que permitió empezar a sanar esa herida que aun sangra en mi corazón.

miércoles, enero 18, 2006

La Operacion

Hoy se hospitaliza mi amiga, mi hermana, la que sufrió esperando los exámenes y pensando que tal vez, que quizás, que a lo mejor podía ser algo mas grave, pensando que tiene cuatro pollos, dos de ellos muy chicos para entender que la mama estaba enferma y que toda operación tiene su grado de riesgo. Este último fin de semana lo pasamos juntas, era el anterior a la operación, así que volvimos a ser las adolescentes que querían conquistar el mundo. Con paso firme, seguro y acompañadas del "niño vidente", como ella le dice, nos dirigimos al bar que nos acoge los fines de semana, ambas tratamos que ninguna de las dos notara la falta de "ellos", uno lejos por vacaciones y el otro lejos por abandono (el mismo de la despedida). Nuevamente cantamos hasta quedar afónicas, y tomamos que fue un gusto, pensamos que la recuperación será larga, así que teníamos que hacer todo lo que no podríamos en ese mes. Volvimos al departamento, donde bailamos, cantamos, nos reímos casi sin ninguna preocupación. Bueno paso este fin de semana y solo faltan pocas horas para su llegada al hospital, vuelve pronto, el albergue de las mujeres solas te esta esperando ...

martes, enero 17, 2006

El albergue de las mujeres solas

Esta es mi guarida, mi departamento de soltera, un oasis, "el lugar mas esotérico del mundo" como lo llamaba "él", este rincón esta dedicado a "nosotras las que nos queremos tanto", las amigas del alma, a las hermanas que no fuimos, las de carrete, de vida, las que están y las que ya dejaron nuestras veredas, las que entre copete y copete, confesamos los mas oscuros placeres sexuales, fantasías que podrían dejar turnio al Marques de Sade, y ya han dejado medios turulatos a nuestras parejas sexuales. Las que confiesan los pecados ocultos sin tener temor a que las otras publiquen a todo Chile (o a quien quiera escuchar), los más negros secretos, las más íntimas esperanzas y los mas secretos gozos. Las que llegan llorando, por una u otra cosa, las que vacían sus vidas, tal como dan vuelta su cartera buscando algo que ya saben perdido, pero que aún no estan convencidas.
Gracias por llegar el día que estaba enferma y no podía salir a comprar pan, gracias a la que corrió junto a mi cuando mi padre sufría un infarto, gracias a la que entre encuentros y desencuentros se ha convertido en la otra parte de la balanza, en mi equilibrio, gracias a la que necesitaba llorar la perdida de su hermana y acudió a este refugio, a la que le teme a la soledad y aún no toman cartas en su asunto, a la mujer esforzada que la vida le dio un bello hijo en la etapa que podría ser abuela (pero no lo es), a todas ellas muchas gracias por ser parte importante de mi vida...

La Despedida

El tiempo ha pasado, y mi hermoso nose sólo me da penas. Nunca pensé que llegaría este día, pero como dice un amigo, "hay que pagar al contado y no en cuotas", así que tome la decisión mas triste de mi vida, despedirme del hombre que hizo que mi vida cambiara, el que abrió las ventanas y puertas que estaban cerradas con mil candados, el que me hizo descubrir lo hermoso que es caminar por el Parque Forestal tomados de la mano, almorzar en el Mercado, cantar a la luz de las velas y amarnos hasta que la luz del día iluminara nuestra habitación. Hoy me despido de ese trovador que canta y encanta, hoy vuelvo a caminar sola...

lunes, enero 02, 2006

Mi placer culpable

Lo conocí hace un par de años, moreno, inteligente, menor que yo. De a poco nos empezamos a frecuentar, estudiábamos juntos, tomábamos café negro, fumábamos y jugábamos ping pong. Las jornadas de estudio nos ayudaron a conocernos poco a poco, compartíamos sus escritos, la mayoría dedicados a su hija, sus aventuras de mujeriego, mis trancas con mi ex pareja, nuestros problemas como hijos, los proyectos que consolidaríamos juntos como "socios". Tratamos de demostrarle a todo el mundo que es posible "la amistad entre un hombre y una mujer", las mujeres que querían algo con él, trataban primero de tantear terreno con "la mejor amiga" (esa soy yo) para que fuera el puente entre ella y mi querido amigo, para llegar a tener alguna experiencia del "tercer tipo" con el codiciado moreno. Ese día del asado con nuestro compañeros no sólo tomamos agua mineral, y el alcohol borró toda inhibición y los inseparables amigos y socios teminamos dando rienda suelta a los sentidos, teniendo sexo como dos colegiales dentro de su auto. Lo lamentamos por unos momentos, y pensamos que jamás volveríamos a ser los de antes, pero tal vez esa fue la prueba mas importante que debimos pasar, pues nuestra amistad fue mas fuerte, permitiéndonos volver a contar el uno con el otro en los momentos que necesitamos una palabra de aliento o un hombro donde apoyarnos.
Bueno, no todo ha sido igual, ya que nos dimos cuenta que podíamos seguir teniendo esos encuentros sexuales, sin dejar de ser los socios del primer momento.
Nuestra relación crece en la confianza y en la sexualidad, no quiero que piensen que somos pareja, nooo jamás, eso nooooo, sólo amigos que comparten muchas cosas y entre esas cosas el sexo libre y bello sin ataduras, sin rollos, sin complicaciones. No saben que hermoso es tener un amigo así, que poco a poco se ha transformado en mi placer culpable ...

Trovadores ..

Loading...