viernes, febrero 24, 2006

La Cajita

Hoy comence a escribir sin saber porque lo hacía. Tal vez para distraerme, para no pensarte más, para ... no sé realmente para que. Nuestra mente nos juega malas pasadas, impide que dejemos los momentos inciertos, los precarios, los ... bueno, todos esos instantes que pensamos haber encerrado en la mítica caja de Pandora, que todos llevamos pegada al corazón como un apéndice, más la sorpresa es intensa, pues cada vez que la abrimos sigue vacía, tan vacía como el primer día ...

Dolor


Siento dolor, no físico, dolor del alma,
del espíritu, de la conciencia.
Respiro, pienso,
¿Realmente pienso?
¿Aun puedo pensar? Quiero ¿Que quiero?
Sigo diciendo no sé ...

miércoles, febrero 22, 2006

Mi hermana ...


Mi amiga, mi hermana, hoy la veo volver a sonreír.
¡Qué fácil es hacer feliz a una mujer! ¿Y porque diablos les cuesta tanto? ...

martes, febrero 21, 2006

Dones ...


En un lejano bosque, de un minúsculo reino, el pequeño príncipe es llevado en un carromato tirado por unicornios, entre las sombras y luces que suavemente se dibujan en el cielo.
Las ninfas llevan la alforja tejida, finamente con hilos plateados de una telaraña, la que es colmada con polvo de estrellas.

Las jóvenes nodrizas comienzan su danza alrededor de la fuente donde se reflejan los niños nonatos y almas perdidas, todos ser mágicos de los cuentos, gnomos, hadas, sátiros, duendes, seres transparentes y etéreos están reunidos a tu alrededor para darte los dones que te acompañaran toda tu vida.

Para Sebastián con todo mi amor,



Cruzo los dedos

Quien no sabe o recuerda algunos de los folclóricos consejos de nuestras abuelas y tías como:

1) LO QUE NO SE DEBE HACER
Pasar bajo una escalera, dejar la cartera sobre la cama o en el suelo, ni por nada se te ocurra sentar a un niño sobre la mesa, no enciendas tu cigarrillo en el fuego de la vela, no digas culebra sino "bicha, ¡cuidado con botar sal!, si un gato negro pasa por tu vereda no te queda mas que caminar siete pasos hacia atrás o ágilmente atravesar la calle.

2) LO QUE NO SE DEBE OLVIDAR HACER

Dentro de los rituales acostumbrados para que la suerte mejore en año nuevo, no podemos dejar de destacar: los doce granos de uva, las “ricas” lentejas sin sal, la maleta para el viaje, el primer abrazo siempre a una persona del sexo opuesto, el primer baile de año, el primer beso, tener en algún ropero 12 kilos de sal, para que no te falte la plata durante todo el año, y tantas otras cosas que nos parecen tontas pero igual las hacemos.

Yo me confieso no creyente, pero “porsiacaso”, mejor cruzo los dedos …

lunes, febrero 20, 2006

Domingo ...


Trovador de vida urbana que con tu música das luz a las vidas de otros, bohemio de nacimiento, con dificultad recorres las calles de Santiago remolcando en tus espaldas a esos pequeños retoños, como todos los fines de semana, paseas con ellos en algún Mall, disfrazando tus tristezas de padre transitorio.

El tiempo parece castigarte cada vez más. Ya vuela, ya corre, ya te golpea nuevamente, ya es hora de devolverlos al nido que algún día fue tuyo.

Como todos los domingos, vuelves derrotado, con la amargura a cuestas, a encerrarte entre esas cuatro paredes donde se refugia lo que queda de tu vida
...

jueves, febrero 16, 2006

Dejame que te cuente ...

Las puestas de sol me traen recuerdos de los días que corrían cuando tú naciste. Eras una cosita hermosa, exquisita, gordito, daban ganas de morderte. Tenías los pies tan hermosos, tus facciones definidas, eras un hombre en miniatura. Se arremolinaba tu pelo sobre tus ojos, el ceño fruncido, al igual que mi padre, siempre me ha dicho una amiga "lo que se hereda no se hurta", y viendo otros rasgos eres parecido al abuelo de la mamá, no solo en tu cara sino que todo tu cuerpo, daba la impresión que al nacer todos nuestros ancestros se fusionaron en ti. Creciste y mientras esto sucedía comencé ha ser tu confidente. La primera vez que fui al colegio, como tu apoderada, fue porque el niño había realizado algunos actos reñidos con la disciplina de tan digno establecimiento educacional. La única ventaja que teníamos que tu profesora de kinder, también había sido mi profesora, así que entre bla bla y bla bla, terminamos riéndonos de tu gran salida y alabamos tus condiciones de líder, al conseguir que los dos cursos que estaban en clases salieran al patio porque "estoy aburrido, vamos a jugar mejor", y cual general dirigiendo sus tropas, sacaste a los 80 niños que tranquilamente armaban rompecabezas de madera, bajo la mirada atónita de las abnegadas educadoras. Transcurrió el tiempo y tus hazañas seguían dándole sal y pimienta a nuestras vidas. Pasamos los sustos mas grandes cuando ya conducías y le pedías el auto al papá (vehículo que aun manejas), sobre todo esas noches interminables cuando no dabas ninguna señal de vida, y pensábamos que todas las desgracias del mundo podían haberte sucedido, cuando estábamos a punto de llamar a carabineros, hospitales y a quien se nos podía ocurrir, llegabas, y con esa tranquilidad que te caracteriza nos decías: “para que se preocupan tanto, las malas noticias vuelan”. Entraste a la universidad, con gran dedicación obtuviste tu titulo de “pobresor”, como dices hoy en día. Nos has dado grandes alegrías, y algunas penas, pero de eso se trata la vida. Al pasar del tiempo, sigo siendo tu confidente. Fui la primera en saber que ibas a ser padre y fui la primera en saber que te casarías, tal vez no fui la primera en ver a tu hijo recién nacido, pero tú entendiste cual era mi problema ese día. Soy una mujer agradecida de los dones que se me han entregado, y con el tiempo comprendí porque existían dones que no llegarían jamás a mí. No sé porque comencé hoy a escribir, pero no importa, solo quería contarte que las puestas de sol me recuerdan a ti …

Felinos




Retozan, muerden, pelean, juegan, duermen, saltan, olfatean, acarician ronronean, saborean, lamen, suaves, inteligentes, bellos, ágiles, independientes, queribles.

Pequeños seres elevados a la calidad de Dioses en el Antiguo Egipto, en alguna religión guardianes del mundo de los Muertos, parientes de las hechiceras, sobrevivientes del oscurantismo, de la caza de brujas, de la quema indiscriminada en la hoguera, criaturas inocentes que expiaban culpas de los llamados "seres superiores".

El tiempo les enseñó. Lograron crearnos dependientes. Se convirtieron en compañía para los ancianos, en alegría para los niños, en nuestros secretos confidentes, místicos seres acompañantes de nuestros nigromantes contemporáneos. Con la infinita sabiduría que las especies, genéticamente, de generación en generación, obtienen, estos seres con gran agudeza, domesticaron nuestra raza, haciéndonos sus humildes servidores.

¿Saben? Si me dieran la posibilidad de reencarnarme, seria un gato … ¿Adivinan porque?



miércoles, febrero 15, 2006

Nuestra Magia

Mágica, así me siento, fresca como una frambuesa. Visiones de mi niñez, visiones de mi adolescencia, de los dulces momentos que viví, los olores, los colores, los sabores. Hoy vuelvo a sentirme niña, junto a ti he vuelto a sentir el calor de las mañanas de primavera, a ver las doradas hojas de otoño, ha disfrutar ser mojada por la lluvia en los meses de invierno.
Como en un sueño, camino entre las nubes que juguetean entre un arco iris, me sumerjo en las aguas del mar y nado junto a delfines y sirenas, siento el viento en mis cabellos y si pongo más atención, en el bosque, ninfas y sátiros bailan celebrando este estado de renacimiento. El lugar mas esotérico del mundo esta siendo poblado, nuevamente, por la gama más diversa de seres sublimes. Ángeles velan mi sueño, pequeñas hadas me elevan por el aire, duendes ordenan todos los rincones de mi refugio. Siento que retome mi lugar al lado de la magia, esa magia que te empapa de deliciosos momentos, que endulza las malas vivencias, siendo un colador donde lo nocivo va quedando sin poder hacer daño nuevamente. Cada día, cada minuto, cada instante, lo vivo como si fuera el último de esta vida. Prometo no volver ha prometer, solo ser ...

lunes, febrero 13, 2006

jueves, febrero 09, 2006

Liceo de Niñas

Primer día de clases. Todas llegamos inocentes, tímidas, como pollitos nuevos acompañadas de sus respectivas gallinas o gallos, según era el caso. Se abría un nuevo mundo, el mundo de la enseñanza media, cuatro años, los cuatro años más dignos de recordar, solo a un paso de ser reconocidas como adultas. Nadie nos dijo como era ese mundo, ahí aprendimos lo que era la competencia, que ya en ese momento corrían los pitutos, aprendimos a duros golpes a reconocer a las que realmente eran nuestras amigas, cuales eran las víboras de las que nos debíamos cuidar, y a las verdaderas amigas que nos acompañarían el resto de nuestros caminos. Conocimos la fauna más increíble de profesores, y auxiliares. Gente tan variada como los colores del arco iris, un arco iris que hasta estos días nos alumbra. Como este, nuestro Liceo, tenía un prestigio que mantener, al ingresar diariamente a sus patios encontrábamos a una u otra profesora, revisando el largo de nuestro uniformes, si llevábamos el delantal, que las niñas de este liceo no deben estar maquilladas, y muchas otras cosas que ya no es aplicable a las nuevas generaciones. Don Ismael, portero, fiel celador, el que nunca hizo la vista gorda cuando queríamos salir por las ventanas del laboratorio de química, y llevado por su gran lealtad a la Directora, nos acompañaba, paternalmente, donde siempre terminamos, la Inspectoria, con comunicación, y al otro día con el Apoderado.
Recuerdo con mucha nostalgia al "grupito de atrás", como nos decía la profe de inglés, éramos como una cofradía, siempre una al lado de la otra, para estudiar, para divertirnos, para llorar. Fue la época de la perdida de la virginidad, unas antes otras después, ninguna quería quedarse atrás de tan importante evento que marco el paso final de niñas a seudo mujeres. Les confieso si en esa época me hubieran dicho todo lo que tendríamos que pasar, tal vez habría optado por el celibato por tiempo mas prolongado. Al traspasar este umbral, muchas fueron quedando en el camino, cambiando las muñecas y osos de peluche, que dormitaban sobre las camas, por un muñeco de carne y hueso, saltándose gran parte de las etapas que una joven debe vivir, y asumiendo responsabilidades que jamás debieron tener a esa edad (nos creiamos adultas, pero aun no se secaba ni el ombligo). Así fuimos creciendo, entre encuentro y desencuentros, entre pruebas de matemáticas y filosofía, entre los pololos reales y principes azules que jamas aparecieron en la realidad. Apostabamos a conquistar el mundo. Algunas lo lograron, otras todavia lo intentan. Como olvidar los momentos previos a la salida, minutos antes de que tocaran el timbre, todas peinándose, colocando un toque de brillo en los labios, y las consabidas gotas de perfume, que ponían el “toque final”, para ir al encuentro de esos adolescentes que esperaban en las afueras del Liceo, disimulando las ansias encendiendo un pucho y tratando de no demostrar demasiado interes.
El día de la graduación faltaron algunas del "grupito de atrás", por traslado del trabajo de sus padres, por embarazo, o sencillamente por terminar en otro liceo y en otra jornada el ultimo año escolar. Ese día, como era ya su costumbre, la que se ha convertido en mi hermana, pasó la lista del curso, ¡qué momento mas emotivo!, era la última vez, todas lloramos entremezclando alegria y pena, algunos caminos comenzaban a separarse. . .

Fantasia ...

lunes, febrero 06, 2006

Sueño ...

Sueño, tengo mucho sueño. Duermo y no descanso. Pienso en ti, y ni siquiera cuando estoy durmiendo dejo de pensar en ti. Siento tus manos en mi cuerpo, siento tu respiración sobre mi espalda, tu sexo urgente, cuando trato de aproximarme, despierto agitada, la realidad me hace caer en un abismo eterno, ya no estas junto a mí. Me levanto, me baño, el agua que cae sobre mi cuerpo, agotado por las noches en vela, relaja la parte física, pero no es capaz de alejar el dolor que agrieta mi espíritu. Sé que te has marchado, sé que no vendrás, que por mas que te busque ya no volveré a tenerte a mi lado, una losa de concreto cerro para siempre la puerta de nuestras esperanzas. Escucho una canción, "... los hijos que no tuvimos se esconden en las cloacas ..." , trato de descubrir donde estan los arboles que no plantamos, cual fue la vida que no vivimos.
Hoy, como cada primero de noviembre mi madre te visita y deja algunas flores en mi nombre. Deberá pasar mucho tiempo aun para que sea yo quien te las lleve ... son veinte años ya y todavía no puedo volver a ese nicho donde yace tu cuerpo, son veinte años de duelo, duelo que solo terminara cuando yo repose en la tierra bienhechora.

viernes, febrero 03, 2006

Recuerdos ...

Los recuerdos se agolpan rápidamente, torpes como en el comienzo, dulces y amargos, esos días parecían más largos, las noches más estrelladas. Corríamos descalzos por el largo patio acompañados por los perros, nos parecía internarnos en la selva virgen (en ese tiempo yo también lo era), los arboles llegaban al cielo, jamas pensamos que tendríamos que crecer, todo era simple y natural. Los animales se veían gigantes, caballos percherones, pavos que parecían querer dicirnos algo, gallinas con sus retoños y vacas lecheras manchadas que nos miraban sin mirar. Los almuerzos con la familia, el ritual para preparar humitas o pastel de choclo, los deberes de los niños, dar comida y agua a los animales, retirar los huevos del ponedero, en invierno ayudar a encender los braceros con carbón, jugar, si jugar, pero no con juguetes comprados sino con porotos (era nuestro ejercito) o simplemente con una de las tantas ramas que servían para hacer el fuego donde se colocaba una marmita para cocinar a fuego lento, las conservas caseras que hacia la abuela. La vida era simple y bella, llena de olores y sabores, repleta de imagenes y colores, igual que los colores del arcoiris o de un prisma. Pequeñas cosas nos hacian feliz, ver nacer un pollito, el vuelo de una mariposa, subir a los arboles a sacar fruta, jugar en los canales de regadio, sin temor a las enfermedades (que para serles franca, siempre pasaron por mi lado quedandose todas en mi hermano), terminar el dia agotados, pero felices.
Pensamos que el mundo era eso, flora y fauna "nativa", que los limites del mundo terminaban en ese portón rústico, que separaba nuestra niñez de los peligros, que como adultos vivimos día a día.
Pero terminaron esos días de infancia olorosita, calida, grata, cada uno tomo el camino que eligió, para bien o para mal, ahora luchamos día a día por sobrevivir en otra selva, ya no la selva de la infancia, que era hermosa y bienhechora, sino en la selva de cemento, donde, como dice una canción de un grupo Argentino, "todos luchan por mantener sus puestos"...

No entiendo ...


No entiendo el razonamiento de los hombres. Dicen que las mujeres somos complicadas, que les cuesta mucho entender como funcionamos, ¿y ellos?, son tan raros que nos dejan porque somos tan buenas, tan lindas, excelentes madres, indiscutibles amantes, que nos quieren tanto, pero les ha sido imposible amarnos. Parece que este discurso fue aprendido genéticamente, que al ser concebidos viene esta información en su gen Y, desde el vientre ya saben lo que tienen que decir para romper el corazón de las mujeres. ¿Creen tener derecho a dejar con una gotera interminable en los corazones de las feminas que se les entregan en cuerpo y alma? En alguna parte leí "Tengo un bicho por corazón", ¿con que derecho dejan tan mal parados a los bichos? Protesto enérgicamente, ya que sus machistas corazones (si es que tienen ese órgano), no les permite ver mas allá de sus órganos reproductivos...

Trovadores ..

Loading...