lunes, febrero 06, 2006

Sueño ...

Sueño, tengo mucho sueño. Duermo y no descanso. Pienso en ti, y ni siquiera cuando estoy durmiendo dejo de pensar en ti. Siento tus manos en mi cuerpo, siento tu respiración sobre mi espalda, tu sexo urgente, cuando trato de aproximarme, despierto agitada, la realidad me hace caer en un abismo eterno, ya no estas junto a mí. Me levanto, me baño, el agua que cae sobre mi cuerpo, agotado por las noches en vela, relaja la parte física, pero no es capaz de alejar el dolor que agrieta mi espíritu. Sé que te has marchado, sé que no vendrás, que por mas que te busque ya no volveré a tenerte a mi lado, una losa de concreto cerro para siempre la puerta de nuestras esperanzas. Escucho una canción, "... los hijos que no tuvimos se esconden en las cloacas ..." , trato de descubrir donde estan los arboles que no plantamos, cual fue la vida que no vivimos.
Hoy, como cada primero de noviembre mi madre te visita y deja algunas flores en mi nombre. Deberá pasar mucho tiempo aun para que sea yo quien te las lleve ... son veinte años ya y todavía no puedo volver a ese nicho donde yace tu cuerpo, son veinte años de duelo, duelo que solo terminara cuando yo repose en la tierra bienhechora.

1 comentario:

Negrura dijo...

Del alma te salió amiga, hermoso tu relato de algo tan íntimo que tienes guardado larguísimos 20 años. Quizás ni estando bajo tierra puedas conformarte, cuando un amor ha sido tan grande y tan injustamente arrebatado. Abrazos

Trovadores ..

Loading...