domingo, agosto 10, 2008

Vuelves

Ya vuelves de tu último viaje. Te veo y solo quiero, abrazarte, besarte, acariciarte. Al mismo tiempo me siento pequeña a tu lado, pequeña como una niña que necesita que la protejan en una noche de lluviosa tormenta. Con el tiempo me he acostumbrado a estar contigo de a poquitos, alimentarme con miradas furtivas, de noches que no alcanzan a ser noches, a tus caricias, a tu entrega, a mi entrega, a nuestra entrega, esa que sentimos desde el primer día en que me besaste. ¡No! No me pidan recordar cuando, ni porque … que importa cuanto tiempo hemos estado juntos , lo que mas importa es vivir esto que tampoco tiene nombre hasta que el tiempo nos diga basta …

4 comentarios:

JOSE EDUARDO dijo...

Vivelo nada mas, dudo que el tiempo diga basta.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

No es un volver como el del tango...claro, no es ni con la frente marchita ni los veinte años ni esas cosas.

Es la vuelta a la plenitud de los sentidos que pueden percibir a quien nos acoge ante cualquier situación contingente. Y se da un paso bien grande cuando no es el tiempo el que se valora, sino que los momentos; y cada momento, vivirlo con toda la intensidad.

Saludos afectuosos, de corazón.

Luzjuria dijo...

Jose Eduardo, mi querido Pepé que Dios te escuche y el Diablo se haga el sordo.

Un gran abrazo para mi Gurú

Luis, gracias por tus palabras, yo no acostumbro a contestar los comentarios, pero considero que hacerlo vale la pena

Un beso para mi nuevo amigo

decisiones para la vida dijo...

Él vuelve, como siempre, al final siempre termina volviendo, donde se siente en casa, donde está en casa.
Mona

Trovadores ..

Loading...