lunes, febrero 02, 2009

Infidelidad

Infidelidad... consecuencia de la soledad, la falta de cariño, la no demostración del afecto, los períodos prolongados de aislamiento forzado, las noches frías y camas vacías, la necesidad de tenerle y que no este, los recuerdos de las noches de sexo, que solo han quedado en eso, la costumbre, la monotonía... difícil tarea la de vivir en pareja sin caer en la tentación de probar el fruto prohibido... de experimentar sensaciones en otra piel, de volver a sentir la adrenalina por lo vedado... caricias ocultas en alguna calle a oscuras, besos con sabor a culpa, caricias consideradas pecaminosas, sintiendo el corazón latir con una fuerza olvidada, como si no existiera nada mas que ese momento... las mariposas en la boca del estomago, el palpitar agitado de la sangre por las venas y la sien, el rojo de los labios y las mejillas... sensaciones olvidadas en la rutina, esa rutina que te traga, que te absorbe, que te mata...

4 comentarios:

decisiones para la vida dijo...

Manita:

Hermoso relato de las sensaciones que producen el enfrentarse a lo prohibido, a lo que te hace sentir el ser más despreciable del mundo, sin embargo, la soledad, como bien tu dices, te hace necesitar y, a veces, ver un desahogo en otros brazos, con otros besos, con otros olores.
Ls culpa debe ser olvidada cuando la demostración del amor es nula o la reciprocidad del cariño se pierde.

Te quiero mucho,

Mona

De Angel a Hombre dijo...

Siempre esta fruta suele ser tan rica y sabroza, pero sera tan grabe mascarla, si la fruta de tu bendito huerto no quiere madurar o simplemente no sabe a nada, o mas bien en la espera esta la recompensa para probar su deseado y noble dulsor.
Sea como sea nunca es malo incar el diente a lo prohibido, lo malo son las pepas.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Tema que conversamos...si bien es cierto hay una necesidad física, los sentimientos son lo suficientemente poderosos como para postergar ese flujo y supeditarlo al amor, dentro de lo cual está la lealtad.

La soledad es transitoria y es física...porque en los afectos no estás así y lo sabes. Vivir en pareja implica sacrificios que a veces son duros, pero ampliamente recompemsados llegado el momento.

Y aunque la adrenalina de lo prohibido está presente y quiere salir a flote, el compromiso requiere de tener la suficiente entereza para decir "tengo pareja, lo siento".

Saludos afectuosos, de corazón.

Anónimo dijo...

Es totalmente acceptable que quieras sentir, otra vez... Pero recuerda que es un escape de la realidad, de tu realidad... que no cambiará a no ser que hagas algo....!

Suerte!!

Trovadores ..

Loading...