jueves, noviembre 06, 2008

Problemas

Me gustaría poder solucionar los problemas con un movimiento de nariz (como lo hacía la Hechizada), agitando una varita mágica (como los padrinos mágicos) mas la realidad es otra, no existen palabras mágicas, ni elixires de la felicidad eterna, difícil es ser feliz por siempre (que es siempre, la perpetuidad no existe), la felicidad es un estado, son acumulaciones de momentos, son puestas de sol, atardeceres dorados, noches estrelladas, caricias que se esfuman al terminar la noche, son esos minutos que debemos atesorar, guardar en nuestra cajita de recuerdos que tenemos pegada al corazón.

2 comentarios:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Es lógico que, en casos de necesidad, quisiéramos solucionar los problemas de un santiamén...¿pero no has pensado que una salida más difícil le da mayor peso a nuestra alegría?

La felicidad es un viaje y no un destino...por eso es que te deseo siempre que tengas buen viaje, lleno de esos pequeños momentos que atesoras en tu noble corazón. Saludos afectuosos y cariñosos.

decisiones para la vida dijo...

Manita:
Es cierto, es lo mismo que le comenté a quien tú sabes cuando me preguntó si era feliz, le dije que la felicidad es un estado, que a veces está menos evasivo y otras simplemente no se aparece por nuestro lado, que a veces era inmensamente feliz con él y a veces no.
La varita mágica que tú posees no es otra que tu apoyo y tu contención.
Te quiero mucho,
Mona

Trovadores ..

Loading...